Aportes para la reconstrucción

Administrator
Aportes para la reconstrucción
Aportes para la reconstrucción

Aportes para la reconstrucción

318 Visitas


Los sectores público y privado deben unir esfuerzos para superar este momento.
En las últimas semanas hemos sido testigos de cómo la furia de la naturaleza destruye todo a su paso. Al 22 de marzo, las cifras son devastadoras: el último informe del Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI), reporta 79 fallecidos, 100 mil damnificados y 600 mil afectados. En infraestructura, más de 100 puentes a nivel nacional han colapsado y el 22% de la red vial nacional presenta restricciones; la zona más golpeada ha sido el norte del país. Pero esta crisis, también ha sacado lo mejor de los peruanos, unidos bajo el lema #UnaSolaFuerza, el sector público, la empresa privada y la población en general, vienen trabajando día a día para superar este mal momento. Detenerse a evaluar y diseñar mejores acciones para reducir el impacto que tiene este tipo de eventos naturales en la población, será indispensable. Hoy queremos presentar algunas ideas para la discusión.

La planificación urbana con énfasis en la prevención y gestión de riesgo 
Los sectores público y privado deben juntarse para diseñar un plan de desarrollo urbano de cara al Bicentenario. Este plan debe priorizar la prevención y gestión de riesgo, que permita reducir el impacto de los fenómenos naturales en las poblaciones más vulnerables. El sector privado tiene el know how de la construcción y el sector público es el ente que debe articular a los gobiernos locales, provinciales y regionales, en búsqueda de una agenda única en infraestructura y construcción. Es momento que las próximas autoridades —a ser electas en dos años—, prioricen en su agenda el tema de planificación urbana e incluyan propuestas reales efectivas para prevenir desastres naturales en sus localidades. La ciudadanía debe tomar un rol más protagónico a la hora de fiscalizar a sus autoridades con respecto a la ejecución de las partidas presupuestales destinadas a la prevención de riesgos. Finalmente, las poblaciones vulnerables deben evitar residir en zonas que no están destinadas a la construcción y que tengan con alto riesgo de derrumbe. 

Obras por impuestos para acelerar la ejecución de obras
Mediante el mecanismo de obras por impuestos (OxI), el sector privado y el Gobierno pueden unir esfuerzos para acelerar la reconstrucción de las zonas afectadas a corto y mediano plazo. Con su nuevo reglamento, publicado hace un par de semanas, OxI permite que las empresas privadas desarrollen proyectos de saneamiento, electrificación, desarrollo social, transporte y comunicación. Este mecanismo puede ayudar a reactivar la economía peruana y a la vez, dar trabajo a los pobladores de la zona. 

Gestión de infraestructuras
Después de Honduras y Bangladesh, el Perú es el tercer país más vulnerable al cambio climático. Esto significa que nos encontramos en una situación muy crítica y debemos tomar medidas urgentes para evitar dicho impacto en nuestras localidades.

Los principales problemas que nos vienen afectando estos días son la restricción del servicio de agua potable y el colapso de los desagües; por lo que debemos de ser capaces de desarrollar una infraestructura que dé solución a estos problemas y favorezca a toda la población. No debemos olvidar que el 13% de los peruanos aún no tiene acceso al agua potable y cerca de un millón de limeños no cuentan con este servicio en sus hogares. Estamos viviendo un momento complicado, pero justamente eso, lo convierte en la perfecta oportunidad para replantearnos las cosas y diseñar acciones que permitan prevenir y reducir los efectos de los fenómenos naturales. Debemos recordar que ésta es una tarea que nos involucra a todos y que se verá reflejada en las próximas generaciones. En el Perú, todos somos #UnaSolaFuerza.

Suscríbete






Comentarios: